Fajas para mujer

Ventajas y desventajas de fajas post-parto

fajas-para-mujer-fajas-postparto

Luego de tener un hijo, el cuerpo de las mujeres sufre una serie de cambios, entre los que se encuentra la aparición de flacidez en la barriga de la nueva madre. Para luchar contra ella, muchas mujeres recurren al uso de las fajas de mujer post-parto, que equivaldrían al “corsé” de tiempos antiguos. De ahí surgen varias interrogantes, como: ¿es bueno o malo su uso? ¿Ayuda o no a combatir la flacidez? En este artículo, te mostramos las ventajas y desventajas de las fajas post-parto.

Ventajas y desventajas de fajas post-parto

Te recomendamos tener en cuenta que cada cuerpo es diferente, así como el tipo de faja que se vaya a utilizar, el estado físico de la mujer o las posibles complicaciones del parto, entre otros. La recuperación luego del embarazo no es igual si se trata de un parto natural vaginal que si se trata de una cesárea. Por todo esto, es necesario contar siempre con el asesoramiento de tu ginecólogo en todo momento.

Ventajas de fajas post-parto

Las principales ventajas que acentúan los profesionales que apoyan el uso de la faja post-parto son:

  • Su uso puede ayudar a reponerte de una mejor forma luego de dar a luz, disminuyendo los dolores o la sensación de vacío en tu abdomen.
  • Te da seguridad al momento que tengas que hacer determinados movimientos.
  • Mejora el apoyo de tu región lumbar, que generalmente se encuentra sometida a mucha presión durante el post-parto. Su uso ayuda a tu postura y estabilidad.
  • Afinan la silueta femenina, lo que da la sensación de tener menos barriga mientras la están usando.
  • Da apariencia de que tienes una mejor figura bajo tu vestimenta, produciendo de esta forma efectos en tu autoestima. Te sentirás más cómoda y atractiva.

Desventajas de fajas post-parto

Los detractores de la faja post-parto advierten de que utilizarla tiene los siguientes inconvenientes:

  • Su uso constante y prolongado trae como consecuencia que la musculatura del área abdominal trabaje por sí sola, lo que retrasa y afecta a tu recuperación post-parto.
  • Puede provocarte incontinencia, hemorroides o prolapsos genitales.
  • El solo uso de esta prenda no estilizará tu figura, es necesario que adoptes hábitos saludables como una dieta balanceada y la realización de ejercicio físico post-part. Todo esto siguiendo recomendaciones médicas para reducir volumen, perder peso y fortalecer los músculos de tu abdomen.
  • Si la faja que usas es de una talla menor a la indicada te comprimirá demasiado, disminuirá tus movimientos y puede producirte inflamación, por lo que es sumamente relevante que te asegures de elegir la talla indicada.
  • Debes tener claro que no se ha demostrado que estas prendan ayuden realmente a recuperar la figura rápidamente.
  • Su uso no causa un efecto mágico, por lo que la barriga sigue igual y solo causa un efecto visual. Esto evidencia un uso abusivo de ella, pues la apariencia que da cuando la llevan puesta no es real.

La faja post-parto es recomendada porque ayuda a reorganizar tus órganos en su debido lugar, mejorando la hinchazón y dando seguridad para que realices tus actividades diarias. Puedes usarla después de la cesárea, mejorando tu postura.

De hecho la OMS recomienda su uso en el embarazo, según su publicación: ”Recomendaciones de la OMS sobre atención prenatal para una experiencia positiva del embarazo”, que dice lo siguiente: ”Para prevenir la lumbalgia y el dolor pélvico se recomienda realizar ejercicio regularmente durante el embarazo. Existen opciones terapéuticas a las que se puede recurrir, como la fisioterapia, las fajas de sujeción y la acupuntura, según las preferencias de la mujer y las opciones disponibles.”

También te va a interesar: ¿Se recomienda usar fajas durante el embarazo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *