Fajas Colombia

Tips para usar fajas por primera vez

Tips de uso fajas moldeadoras por primera vez

Si estás pensando usar faja por primera vez para que tu cuerpo logre una mejor figura y lucir esbelta con ese vestido casual que tanto te gusta, acá te indicamos unos tips para que empieces su uso de manera progresiva en tu día a día.

 

tips para usar fajas

Tu cuerpo requiere de un proceso de adaptación para acostumbrarse a lucir fajas moldeadoras con naturalidad. Por ello, debes comenzar a ponértelas de forma paulatina, iniciando con dos o tres horas al día y cada semana subir las horas hasta que te acostumbres a andar con ella con comodidad.

1. Sentirte más segura en el trabajo: te ayuda a lucir más esbelta cuando estas con tus amigos, estar más bella en esa cita especial y cuando estás haciendo ejercicio.

2. Incrementa el uso de tu faja de manera progresiva: comienza llevándola de tres a cuatro horas por día, así podrás darte cuenta que tan a gusto te sientes al usarla. En esas horas busca a hacer diversas actividades para que evalúes cómo se adapta la prenda a tu rutina diaria. Después de la primera semana ve sumando más horas usando la cinturilla, hasta que logres alcanzar un tiempo máximo de 12 horas de rutina.

3. No la uses para dormir: cuando ya estés acostumbrada a usar tu cinturilla por varias horas al día no excedas su uso durmiendo con ella, porque estarías comprimiendo tus órganos y músculos. Es importante que tu cuerpo descanse para que los músculos se relajen y comiencen a acomodarse en el nuevo espacio al que la faja los ha ido direccionando. Recuerda que mientras dormimos, nuestras pulsaciones y biorritmo disminuye en todos los sentidos, nuestro cuerpo queda por ocho horas indefenso ante la presión que hace la prenda moldeadora como la faja.

4. Cuida tu hidratación: al tener este tipo de prenda se logra eliminar calorías y grasas. El cuerpo necesita mayor hidratación puesto que aumenta rápidamente la eliminación de lípidos. Si usas tu faja también para hacer ejercicios, la recomendación es que tomes agua; un litro como mínimo. Esto te ayudará a estar hidratada cuando tus músculos se ejercitan y reducen grasa.

5. Elige la talla correcta: que sea un tamaño ideal para ti midiendo tu cintura justo por encima del ombligo. Luego consulta la tabla de tallas para encontrar el tamaño que te corresponde. Si puedes, asesórate con una especialista en faja modeladora para que aciertes en la indicada para tu tipo de cuerpo, así evitas una mala experiencia.

6. Ajusta la comprensión de tu prenda cuando reduzcas medidas: inicia usando la comprensión mínima y cuando tu cuerpo esté cómodo con esa medida, cambia o sube la presión y soporte con los diferentes niveles de broche que trae la cinturilla. Ten en cuenta que los músculos no cambian de la noche a la mañana, su adaptación es progresiva y así debes ir ajustando los niveles de entalle.

7. Escoge la faja por su corte según como quieres moldear tu figura: estas pueden ser medio cuerpo, que cubren desde la cintura hasta la mitad de las piernas; la faja cachetero que va desde la cintura, cubre tus glúteos, también los puede moldear y resaltar; faja enteriza que cubre todo el cuerpo y se extiende hasta por debajo de la rodilla; y la faja chaleco, un diseño clásico con tirantes que cubre la espalda.

Lo ideal es que estés cómoda con la cinturilla que elijas y más si la vas a usar diariamente para moldear tu figura, cuidar tu postura y dar soporte a tu espalda.

También te va a interesar: ¿Cuántas horas es recomendable usar faja?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *