Fajas para hombre

Mitos existentes en cuanto a fajas para hombre

“Son para mujeres, aprietan los órganos, son para gordos…”, eso es lo que se dice cuando se desconocen los principales beneficios del uso correcto de las fajas para hombre. Te invitamos a hacer un recorrido por los principales mitos alrededor del uso de las fajas.

 

Rompe los mitos

Si quieres mejorar tu figura, hacer un ejercicio más seguro y recuperarte correctamente de una cirugía, libérate de los mitos. Te presentamos algunas razones que te ayudarán a romperlos.

    • “Las fajas son solo para mujeres”: Falso. Hace muchos años eso era cierto, porque desconocíamos el valor de cuidarnos como hombres, de alcanzar nuestros propósitos y tener un estilo de vida saludable. El uso correcto de la faja para hombre trae muchos beneficios para la salud, entre los que se encuentra mantener una figura moldeada que aumenta nuestra autoestima y nos permite gozar de la ropa preferida.
    • “Las fajas deforman el cuerpo”: Falso. Entre los múltiples beneficios que conlleva el uso de fajas en los hombres, se encuentran mejorar la postura en el trabajo, moldear la figura, aplanar el abdomen y esconder los ‘gorditos’ o ‘rollitos’ que no nos dejan lucir nuestra camisa favorita. Eso sí, no es recomendable utilizar tallas muy pequeñas. Es necesario que utilices la talla correcta para disfrutar los beneficios.
    • “La gente notará que uso faja”: Existen diferentes tipos de fajas, tamaños y tallas. Si se utiliza la faja correcta para la función adecuada, será casi invisible ante la mirada de las personas. Podrás lucir la ropa de una manera más atractiva, mostrar los logros del ejercicio o de la vida saludable que estás llevando. Llevar faja será también un excelente inicio para un cambio del estilo de vida acorde con tus preferencias.
    • “Las fajas son incómodas para hacer ejercicio”: Falso. Utilizar la faja adecuada para el ejercicio les da soporte a la columna y cadera, que son las zonas más afectadas durante las rutinas de levantamientos de peso, máquinas o mancuernas. Además, puede ayudar a movilizar la grasa mucho más rápidamente.
    • “Las fajas asfixian y hacen que no pueda respirar”: Con la asesoría adecuada y la talla correcta, eso no pasará. De hecho, los médicos recetan las fajas para evitar la formación de trombos después de una cirugía. Si las fajas para chicos asfixiaranlos profesionales de la salud nunca las recomendarían.
    • “El uso de la faja es solo para después de una cirugía”: Sí y no. Existen fajas específicas para cada necesidad. Si has salido de una cirugía, insistimos en que utilices la faja bajo la asesoría de tu médico de cabecera, fisioterapeuta o experto. Es cierto que muchas fajas son diseñadas para la recuperación postquirúrgica, ya que mantienen firmes los lugares intervenidos para su rápida cicatrización, así como también reducen la aparición de moretones sobre la piel. Si llevamos la faja después de una cirugía, cuando se requiere mucho cuidado, también nos dará beneficios para la estética de la zona intervenida.
    • “Son complicadas. No podré ir al baño fácilmente”: El uso de la faja adecuada te permitirá ir al baño como siempre lo has hecho. Las mejores fajas están diseñadas con sistemas de cierre que facilitarán la tarea.
    • “Pero son para gordos, yo estoy delgado”: Falso. Las fajas para chico son precisamente para todos, sin importar su altura o contextura. Cada faja tiene su objetivo y, si bien algunas están diseñadas para ayudar en los procesos de reducción de peso, también son utilizadas para mantener una mejor postura durante largas jornadas de trabajo.

Esperamos que con estas recomendaciones puedas liberarte de los mitos, prejuicios y estereotipos. Es el momento de dar el paso para mejorar tu estilo de vida. ¡Ánimo!, el uso de la faja para hombre no te hace menos hombre.

También te va a interesar: 10 principales beneficios de las fajas para hombre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *